El Premio de Periodismo “Ramón Orellana” regresa a manos de quienes lo reconocen

Juan José Peralta

Ramón Orellana fue un destacado periodista larense, defensor de la libertad de expresión, quien como editor de los semanarios “El Componedor”, “Blanco y Negro” y “El Combatiente” marcó toda una época en la historia del periodismo regional como forjador del pensamiento democrático después de la caída de la dictadura del general Juan Vicente Gómez.

Fue fundador de la Asociación Venezolana de Periodistas junto a Hermann Garmendia, Luis Oropeza Vásquez, Casta J. Riera, Federico Peraza Yépez, Amador Camejo Octavio y su primo Fulgencio Orellana, porque también se distinguió por el trabajo gremial, razones que llevaron en 1970 a designar con su nombre el premio regional de periodismo otorgado por el gremio.

El desconocimiento de los valores regionales por la gobernadora Carmen Meléndez se entiende porque, sin criterios chauvinistas, ella no es de la entidad a la cual llegó impuesta desde Caracas, lo cual pudo llevarla a cambiar el nombre al premio sin consultar a los comunicadores sociales, obviando las competencias del Colegio Nacional de Periodistas y el Circulo de Reporteros Gráficos de Venezuela de la entidad para convocar los premios de acuerdo a las leyes y estatutos.

La convocatoria oficial ignoraba la Ley de Ejercicio del Periodismo en una abierta invitación a desconocer la obligatoria afiliación profesional, invitando a quienes no están debidamente inscritos en sus respectivas organizaciones a presentar “trabajos periodísticos”.

Desde el arribo de los bolivarianos al poder con la victoria del difunto comandante Hugo Chávez Frías, los premios de periodismo fueron prácticamente secuestrados por los gobernantes de los diferentes niveles de gobierno, perdiendo de este modo el verdadero sentido de reconocer los méritos de los trabajos publicados.

De esta manera, en lugar de ser un premio a las mejores publicaciones pasó a una especie de franquicia de promoción de las acciones gubernamentales y desvirtuando el verdadero sentido profesional del galardón para los fines creado, muchas veces convertido en alabanza del gobernante de turno.

En la era democrática, los jurados eran designados por los gremios y gozaban de autonomía y las autoridades tenían representación minoritaria, cambiado en esta era al asumir los gobernantes la condición de proveedores del monto de premios y regalos.

La decisión de la gobernadora Meléndez devolvió la conducción de los premios a las organizaciones gremiales, como nunca debió cambiar, para que los galardones se aproximen más al justo reconocimiento profesional a quienes los merezcan sin obedecer a parcialidades políticas.

De esta manera, el CNP y el CRGV en la seccional Lara convocaron el Premio Regional de Periodismo 2018 “Ramón Orellana” para los periodistas inscritos en sus gremios con trabajos periodísticos en sus distintos géneros con información vinculada al estado Lara, con énfasis en las áreas de agua, seguridad, vivienda, vialidad, protección social, industria, turismo, agricultura, ambiente, salud, educación, cultura, deportes, obras públicas, desarrollo social, participación ciudadana y contraloría social y así lo comunicó la secretaria general del CNP Lara, Aura Rosa Matheus, quien insistió en que los participantes deben estar obligatoriamente inscritos en sus respectivos gremios.

Los trabajos pueden ser de producción grupal o individual, publicados en los diferentes medios impresos o difundidos en medios audiovisuales de televisión, radio o páginas web y tienen sus variaciones nominales, difundidos entre el 28 de junio de 2017 hasta el 31 de mayo de 2018.

Matheus informó que se recibirán los trabajos desde el 15 de junio hasta el 20 de junio, los ganadores se darán a conocer el 27 de junio, Día Nacional del Periodista y anunció que los actos se llevaran a cabo como ha sido tradicional, la misa en la iglesia de la Inmaculada Concepción, ofrenda en la plaza Bolívar, un compartir en la sede regional del CNP al mediodía y por la tarde entrega de los premios donde Andrés Cañizález, director general de Medianálisis y destacado periodista será el orador de orden.