Ford llama a revisión casi 2 millones de vehículos

Ford anunció este miércoles la llamada a revisión de casi 2 millones de vehículos, en su mayoría en Norteamérica, para reparar los airbag del pasajero delantero instalados por la marca japonesa Takata.

El fabricante de automóviles indicó que la llamada a revisión afecta a 1.898.728 vehículos de los modelos Ford Edge 2007-2010, Ford Fusion 2006-2011, Ford Mustang 2005-2011, Ford Ranger 2007-2010, Lincoln MKX 2007-2010, Lincoln MKZ 2006-2011 y Mercury Milan 2006-2011.

De total de vehículos que tendrán que ser reparados, 1.896.443 se encuentran en Estados Unidos, 1.304 en Canadá y uno en México. Los restantes 980 se encuentran en otras jurisdicciones.

El defecto de los airbag de Takata, que afecta a entre 35 y 40 millones de vehículos en Estados Unidos, se centra en los infladores que hinchan las bolsas de aire en el momento del impacto.

El defecto de los infladores de Takata, que equipan los vehículos de las principales marcas mundiales de automóviles, ha sido relacionado por las autoridades estadounidenses con diez muertes y más de cien lesiones en Estados Unidos.

La degradación con el paso del tiempo del nitrato de amonio utilizado en los airbag de Takata hace que los infladores puedan explotar en el momento de activarse, provocando el lanzamiento a gran velocidad de las partículas metálicas del inflador.

Los airbag de Takata producidos con un producto químico que absorbe la humedad no se ven afectados con este problema y no han sido llamados a revisión.

Inicialmente, Takata aseguró que el problema solo afectaba a los airbag de vehículos en climas con elevadas temperaturas y humedad pero las autoridades estadounidenses informaron a principios de mayo que "la ciencia claramente demuestra que estos infladores son inseguros con el transcurso del tiempo".

En 2015, la NHTSA impuso a Takata la mayor multa civil en su historia, 200 millones de dólares, por el defecto de sus airbag y su resistencia durante semanas a llamar a revisión los productos defectuosos.