La crisis del agua reclama un plan nacional de recuperación de presas y embalses

Nota de Prensa

La crisis del suministro de agua potable en diferentes poblaciones del país con las consiguientes protestas y los problemas de deficiente administración de los servicios de aguas servidas desnuda la crisis del agua y reclama la necesidad de un plan nacional de recuperación de presas y embalses y una organización que garantice su seguridad, mantenimiento y operación eficiente.

La respuesta a muestras observaciones por las protestas que observamos en diferentes regiones por déficit en el servicio público de agua potable, nos la dio la Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat, ANIH, al fijar posición pública sobre el deterioro de la infraestructura hidráulica del país, en particular sus obras de mayor envergadura: las presas y embalses, lo que incide de modo considerable en la realidad de la crisis generalizada del suministro de agua potable y de fluido eléctrico en todo el ámbito nacional.

Reconocen estos académicos el inmenso patrimonio de presas, embalses y obras hidráulicas en general que tiene Venezuela, infraestructura indispensable por su importancia para el uso y servicios de abastecimiento de agua potable, irrigación, control de inundaciones, generación hidroeléctrica y recreación, entre otros usos y estiman imprescindible la recuperación o reposición y mantenimiento de estas obras con sus correspondientes equipos así como la construcción de similares obras.

De allí surge su propuesta de una labor de interés y de seguridad nacional que englobe a los entes del Estado con la colaboración coordinada de los especialistas de las áreas y disciplinas profesionales, dentro de una prioridad fundamental para “la recuperación del bienestar de la ciudadanía, la protección de poblaciones aguas abajo y el desarrollo sostenido del país”.

La ANIH recomienda, entre otras ideas, la reparación de las presas existentes, con prioridad aquellas en estado crítico según los estudios realizados y las principales proveedoras de fuentes de abastecimiento de agua o de generación hidroeléctrica entre ellas Petaquire, Pao La Balsa, Pao Cachinche, Tulé y El Tablazo, así como aquellas con dificultades en el aliviadero o por sedimentación como El Isiro, Barrancas, El Cigarrón, El Ermitaño y Matícoras, entre otros.

A estos casos se suman los crecientes problemas de calidad de aguas como Camatagua y los embalses del río Pao, así como la atención de los sistemas complementarios que ameritan la intervención de obras de importancia fundamental para el abastecimiento urbano como las numerosas, vulnerables y complejas estaciones de bombeo más el estado de corrosión de las tuberías de diversos acueductos. Del sector hidroeléctrico se deben tomar las acciones complementarias para los programas de mantenimiento de los equipos de las centrales Simón Bolívar (Guri) y José Antonio Páez (Santo Domingo) como de los proyectos de Masparro y San Agatón.

No figura en este inventario el sistema Dos Cerritos de El Tocuyo, embalse que suministra agua potable a los municipios Iribarren, Morán y Jiménez del estado Lara, (Barquisimeto, El Tocuyo, Quíbor y poblaciones intermedias), pero en Lara el suministro de agua presenta graves deficiencias con las consiguientes protestas de la población.

Los especialistas de la ANIH recomiendan la inspección de todas las presas y un plan de mantenimiento, rehabilitación o reparación que incluya obras civiles, vías de acceso, equipos de operación, control e instrumentación y la recuperación urgente y centralización de la información técnica e histórica de cada proyecto, la inspección detallada de las obras de toma, la evaluación sísmica y la batimetría de los embalses, preparar los manuales de operación y mantenimiento, los planes de contingencia y de seguridad de todas las presas, además de un programa de vigilancia y seguridad física que minimice las acciones de vandalismo.

Entre otras recomendaciones, es fundamental continuar los estudios y ejecución de obras planificadas desde el siglo pasado y retrasadas que desmejoran los servicios de agua potable e hidroelectricidad en todo el país, como las presas Cuira, Puerto Maya y Tocoma y los planes de expansión hidroeléctrica en el Alto Caroní, de las cuales el proyecto Tayucay (3.100 MW) debería estar en construcción según los planes originales.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.