Lavrov: Escándalo por contactos con embajador ruso parece "caza de brujas"

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó este viernes que el escándalo en Estados Unidos por los contactos del embajador ruso en Washington, Serguéi Kislyak, con miembros de la campaña electoral de Donald Trump "se parece mucho a una caza de brujas".

"No puedo no repetir la cita que difundieron los medios informativos: todo esto se parece mucho a una caza de brujas. O a los tiempos del macartismo, que creíamos que en Estados Unidos, como país civilizado, era asunto del pasado", dijo Lavrov en una rueda de prensa conjunta con su homólogo salvadoreño, Hugo Martínez.

El canciller ruso recalcó que los embajadores son designados para mantener las relaciones entre los Estados, y que éstas "se mantienen mediante reuniones, conversaciones con representantes del Ejecutivo, parlamentarios, personalidades y organizaciones no gubernamentales".

"¿De qué acusan al embajador Kislyak y a su interlocutores? De que nuestro embajador mantenía contactos con políticos estadounidenses que estaban en la oposición a la Administración de (Barack) Obama", dijo Lavrov.

Ayer, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, se inhibió de participar "en cualquier investigación existente o futura" del Departamento de Justicia sobre la posible injerencia rusa en los comicios presidenciales de noviembre pasado.

Sessions se apartó del caso después de que el diario "The Washington Post" revelara que mantuvo contactos con el embajador Kislyak antes de las elecciones, cuando actuaba como asesor de la campaña de Trump, algo que ocultó al Senado en sus audiencias de confirmación.