Los comensales

Chef Nusret Gokce (i) y presidente Nicolás Maduro (d)
Chef Nusret Gokce (i) y presidente Nicolás Maduro (d) - Prensa Presidencial

En la gira del Presidente Maduro por Asia se originó todo un tsunami en las redes sociales por haber asistido él y su esposa a un conocido restaurante. Se aprecia en los videos al “falso Samurái”, el propio dueño del restaurante haciendo su ya desgastado showcito, cortando unos pedazos de carne (que, de paso, no son “Kosher”), atendiendo diligentemente al presidente Maduro.

¡Qué pena que “el gran banquete” sea el plato fuerte y el argumento principal de una parte de la oposición venezolana de estos días!

Damos lastima también porque muchos en la oposición piensan que twitter o instagram, quitan presidentes: eso en Latinoamérica no existe, por el contrario, Maduro ya sacó ventaja de esto y pronto veremos al chef por Miraflores.

Los venezolanos tenemos corta memoria pues en los gobiernos de la “Democracia” los viajes, las barraganas, los regalos exóticos y los grandes templetes eran una especie de característica de los que gobernaban; y no pasaba nada. Yo recuerdo que en aquellos viajes presidenciales de los ‘70, ‘80 y ‘90 se montaban los propios “Sanfermines “.

¿Qué pretendemos? ¿Que en un viaje presidencial ,el presidente no coma, o que no fume? los venezolanos estamos inmersos en una crisis sin precedentes y es tan grave lo que estamos viviendo, que nos aferramos a estas tonterías para tratar de armar argumentos.

Preocupa que la oposición no tenga una agenda política seria que establezca una estrategia con grandes retos y donde estos chismes no tengan cabida.

Lamentablemente las redes sociales conmueven a un sector mínimo del país el cual, en su mayoría, no vive en Venezuela; algunos de ellos al día siguiente de la “gran noticia” seguían dejando platica en los restaurantes del señor “Nusret”.

Los venezolanos demandamos tranquilidad, paz y democracia, pero sobre todo personas que puedan dar las necesarias luces para poder confiar en que, ciertamente, tendremos mejor futuro.

El tiempo corre en contra del pueblo, favorece a quienes no tienen contingente político y atornilla a quienes gobiernan.

El peor escenario a futuro sería conseguir un cambio con un país absolutamente en quiebra, por lo que ligar el desastre no es la mejor opción. Las luces la deben prender los políticos. ¿Que esperan?


Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.