Rostros GV | Macky Arenas: yo no habría querido crecer en un lugar distinto a Venezuela

Portada
Portada - Jean Paul Yañez Zarraga | Globovisión

Aunque sus raíces brotaron en otra tierra, ella dice sentirse "venezolana por los cuatro costados". Esta sincera declaración de arraigo, emana de los labios rojos de Macky Arenas, la hija mayor de una pareja de exiliados cubanos que abandonaron la isla para buscar la vida en este lado del Caribe.

-Mi papá fue abogado y defensor de la democracia cristiana. Y  a mi abuelo Valentín Arenas Armiñán, Cuba lo recuerda como el fundador de los Caballeros Católicos, una organización que llegó a tener 196 uniones. Cuando Fidel comenzó a perseguir a la iglesia, tuvieron que salir del país.

La familia buscó refugio en Miami pero el doctor Arenas se trazó un rumbo diferente: "no quería que sus hijos fueran gringos"-recuerda su primogénita con una sonrisa. El gobierno de Argentina le otorgó el asilo político. Un mes después partiría rumbo a Venezuela, donde lo esperaban su esposa e hijos.

 Macky tenía apenas seis años cuando llegó a estas tierras. Gran parte de su niñez y juventud transcurrió sobre la montura de un caballo, el manejo de las riendas le enseñaría disciplina, pero sobre todas las cosas, despertó una conexión muy especial con los corceles.

"Habrá quien prefiera a los perros, pero yo creo que podemos aprender de la nobleza y entrega de estos animales",expresó y enseguida, lamenta que su trabajo no le permita montar con la frecuencia de antaño.

En sus ratos libres procura visitar a su yegua Burbuja 
En el hogar de los Arenas, Venezuela era una integrante más."Desde el principio nos inculcaron la gratitud hacia el país que nos acogió, y yo no habría querido crecer en un lugar distinto".

(Lea También: Rostros GV|Delvalle Canelón: cada día doy gracias a Dios por darme la oportunidad de ser madre)

Al examinar el pasado, Arenas describe su infancia como una época muy bonita, aunque no tan próspera como lo habría sido en su Cuba natal, donde su familia gozaba de una posición acomodada. “Tal vez por eso mis padres se esforzaron para enviarnos a buenos colegios”, reflexiona. 

Graduándose de bachiller  en el colegio San José de Tarbes 

  Ella y sus hermanos tuvieron una esmerada educación regida por valores católicos y la importancia de la preparación. Al día de hoy, esos principios han dado sus frutos: "todos somos profesionales y un poco adictos al trabajo", asegura con un ligero matiz de orgullo en su voz.

Aunque la mayoría de sus parientes están residenciados en Estados Unidos, Macky procura mantener el contacto con ellos, pues en la dinámica de su familia nunca faltaron los momentos para compartir. Movida por ese instinto, trata a sus únicos dos sobrinos que siguen en Venezuela, como a los hijos que no tuvo.

Tía y  sobrina  divirtiéndose juntas 

Venezolana por convicción 

El genuino sentimiento que la une a este país, no significa que se haya olvidado de sus orígenes. De hecho, los Arenas podrían estar emparentados con un destacado prócer de nuestra independencia.

-Mi bisabuelo paterno que era originario de Asturias, España, aseguraba que descendía de Francisco de Miranda- revela Macky
Los orígenes del clan Arenas se extienden hasta España  

 Paralelamente, su vinculación con el periodismo está estrechamente relacionada con la historia de su tierra natal: "José Martí era un gran orador y cronista, gracias a él, creo que los cubanos ademas de ser muy alegres llevamos la comunicación en los genes".

Ella misma se expresa con soltura en varios idiomas, pues habla inglés y francés. Macky tuvo que dominar la lengua gala cuando vivió en París durante dos años, mientras estudiaba un curso de filosofía teológica. Acto seguido, describe con entusiasmo la ciudad luz:

-París es el encuentro con el viejo mundo, un lugar que me dio la oportunidad de aprender muchas cosas- destaca Arenas, quién se declara  apasionada por la cultura de ese país  y los largos paseos por la campiña francesa. 

Aunque ha viajado y visto mucho de otras tierras, esta periodista afirma que nunca se iría de Venezuela: "A medida que conozco el mundo, más valoro a mi país y su gente", sentenció.  

Por su participación en distintos espacios de corte biográfico, Macky Arenas se emociona al hablar de los personajes que despiertan su interés. En la lista no pueden faltar católicos célebres, como el cardenal José Castillo Lara: "Hizo vida en el Vaticano y era venezolano" y monseñor Salvador Montes de Oca: obispo mártir, exiliado por Gómez y fusilado por las tropas nazis en Italia: "Espero que sea santo pronto", declaró.  

Mujer de fe 

Digna hija de un Caballero Católico, su fervor así como el continuo abordaje de la actualidad eclesiástica desde su profesión, son dos rasgos muy distintivos en la personalidad de Macky, quien se confiesa devota de de la Virgen de Coromoto patrona de todos los venezolanos.

Acoplada a la era 2.0, Arenas impulsa la difusión de contenido relativo a la iglesia en el entorno digital, desde: Reporte Católico Laico, (espacio de su propia creación) y el portal Aleteia: "Que muestra un importante crecimiento, posicionándose en un nuevo nicho dentro de la comunidad católica de España", manifestó satisfecha.  

 Macky Arenas ha viajado al Vaticano en al menos 5 ocasiones: "cada vez que voy me emociono, allí los devotos nos sentimos cómo en casa". 

En sus roles de periodista y civil, pudo observar a tres pontífices: Juan Pablo II ,el recientemente canonizado Pablo VI... "a ellos los vi a lo lejos desde la plaza de San Pedro, pero pude saludar al Papa Francisco, ¡asegúrate de escribir eso!"exclama emocionada antes de contar la historia.

Arenas se había trasladado a la Santa Sede para cubrir el nombramiento del Cardenal Baltazar Porras, como Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas para Globovisión Sin Fronteras. -Logré meterme por un huequito- dice como quien confiesa una travesura- y llevarme la bendición del Papa para mí y para toda Venezuela.      

Al hablar de sus preocupaciones, se confiesa atribulada por la difícil situación del país. Pese a ello, aseguró que recupera la motivación al recordar la firmeza con que la comunidad eclesiástica ha enfrentado esta coyuntura.

"Nuestros obispos han sido muy proféticos. La iglesia venezolana  acompaña al pueblo aún cuando no es escuchada por los políticos", reiteró la periodista.

Como analista y creyente, Macky Arenas está convencida de que el venezolano debe aferrarse a su fe para superar la adversidad.-Somos un pueblo que se declara fervientemente católico, creo que nunca hemos rezado tanto como ahora, aunque nos hace falta más madurez en nuestra espiritualidad". 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook Twitter.