¿Mezclar tragos genera más resaca? La ciencia emborrachó gente para averiguarlo

referencia

Un grupo de sabios médicos alemanes han encontrado que no importa si uno bebe primero vino o cerveza (o viceversa). Por último, ni siquiera importa si la persona mezcla otras bebidas, si bebe demasiado no podrá evitar la resaca. Los resultados de tan innovador estudio han sido publicados en el Journal of Clinical Nutrition.

(Lea también: Este ingrediente de las papas fritas puede curar la calvicie)

La resaca ocurre después del abuso del alcohol, es una condición caracterizada por una serie de síntomas desagradables como dolor de cabeza, sequedad de la boca, y náuseas. Hasta ahora no se conoce a ciencia cierta qué la causa. En consecuencia, si bien no existe un modelo fisiopatológico confiable, los medicamentos médicos ayudan con la resaca.

Las personas a las que les gusta beber confían en la sabiduría popular, por ejemplo, no mezclan bebidas alcohólicas ("grano o uvas"), ni aumentan el porcentaje de alcohol en la bebida. Sin embargo, a pesar de la fama de estos “conocimientos”, hasta ahora no habían sido puestos a prueba por los científicos.

El divertido estudio

Los investigadores invitaron a 90 voluntarios sanos de 19 a 40 años para participar; 45 hombres, 45 mujeres. Fueron seleccionados de modo que cada tres (en varios casos dos) participantes eran del mismo sexo y edad, aproximadamente del mismo peso y altura, bebían aproximadamente la misma cantidad de alcohol y con la misma frecuencia sufrían de resacas. Los voluntarios se dividieron al azar en tres grupos: dos experimentales, 31 personas cada uno y un grupo de control, en el que había 28 participantes.

Durante la prueba, los voluntarios del primer grupo primero bebieron cerveza, luego vino, los voluntarios del segundo grupo hicieron lo contrario. Los participantes del grupo de control bebieron solo cerveza o solo vino. Una semana más tarde, el experimento se repitió, pero la secuencia del alcohol bebido cambió en los grupos: en el primer grupo, bebieron primero vino, luego cerveza, en el segundo grupo: primero cerveza, luego vino.

Los investigadores midieron la intensidad de la resaca en base a ocho síntomas. Entre ellos se encontraban dolor de cabeza, náuseas, mareos, y sed. Los participantes calificaron cada síntoma en una escala de cero a siete, y luego se agregaron todas las evaluaciones.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.