Monseñor Padilla: Los venezolanos deben llegar a un encuentro personal con Dios

Monseñor Henry Padilla
Monseñor Henry Padilla - Referencial

"El reto para este año es lograr que los venezolanos logren llegar a un encuentro personal con Dios", expresó Monseñor Henry Padilla, quien este año estará al frente de la Basílica de Santa Teresa, uno de los templos católicos más importantes de Caracas, y centro principal de veneración a la imagen del Nazareno de San Pablo.

"Más que seguir una línea preestablecida, lo que más me impulsa es que los venezolanos tengan ese encuentro personal en el que Señor que tiene una novedad para cada uno de nosotros", insistió el párroco.

Explicó que para que esto suceda, la persona debe tomar la decisión de aceptar a Dios en su corazón, porque entiende y comprende el propósito que el Señor Jesús tiene para cada persona ayudado por su gracia.

Resaltó que solo la constancia podrá ayudar a los venezolanos a lograr los objetivos. 

"La constancia es lo que nos ayuda a nosotros a conseguir nuestros objetivos, en la medida en la que abro mi corazón, el Señor me abre grandes posibilidades".

Mencionó que actualmente Venezuela está atravesando por una situación difícil tanto en todos los aspectos, razón por la cual pidió al único y verdadero Dios, que ayude a los ciudadanos de este país a encontrarse como hermanos.

"La oración debe ser Señor ayúdanos a encontrarnos como venezolanos, nosotros somos un pueblo alegre, un pueblo amistoso, y un pueblo solidario", expresó.

En este contexto indicó que el mensaje para los venezolanos debe ser "alegría y constancia"

El sacerdote Padilla  se estrena este año como párroco de la Basílica de Santa Teresa, con la custodia y resguardo de la imagen del Nazareno, que desde la 4:00 de la tarde de este miércoles se encuentra en procesión junto a lo feligreses.

La ruta del recorriendo es las Plaza Diego Ibarra, esquina de Camejo, escaleras El Calvario, esquina Angelitos, y esquina Cipreses, para retornar a la Basílica.