El espionaje sigue en la palestra en torno a Donald Trump

Archivo

El escándalo sobre los supuestos contactos entre los asesores del actual presidente de los EEUU, Donald Trump, con agentes de la inteligencia rusa se mantiene en la palestra, luego  que fiscal general, Jeff Sessions, habló dos veces con el embajador ruso, Sergei Kislyak, en plena campaña electoral, según información difundida por el diario The Washington Post.

En este sentido, se conoció que una de estas conversaciones se celebró en septiembre en la misma oficina del entonces senador Sessions y coincidiendo con el momento más duro del ciberataque del Kremlin al Partido Demócrata.

Sessions negó haber tenido contacto con ningún funcionario ruso “para tratar temas de campaña” y circunscribió sus encuentros a sus tareas como miembro del Comité de Servicios Armados. Además aseguró no tener conocimiento sobre las supuestas conversaciones. 

“No soy consciente de ninguna de esas actividades. No he tenido comunicación con los rusos”, dijo.

Cabe destacar que, hace tres semanas, una posible conversación con Kislyak le costó el puesto al consejero de Seguridad Nacional Michael Flynn, hombre de la máxima confianza de Trump y muy próximo ideológicamente al estratega jefe, Steve Bannon.