Rajoy es partidario de acabar con el embargo a Cuba

El jefe del gobierno español saliente, Mariano Rajoy, se mostró este martes partidario de levantar el embargo a Cuba, apoyando las declaraciones en ese sentido del presidente estadounidense Barack Obama.

"Comparto absolutamente, he compartido siempre" la necesidad del fin del embargo, dijo Rajoy en una entrevista con la radio Onda Cero.

"El embargo a quien perjudica es a los ciudadanos que no tienen la culpa del régimen político que sus dirigentes han decidido por sí", añadió el jefe del gobierno español, tras ser preguntado por las declaraciones de Obama augurando un futuro fin del embargo a la isla.

Tras recordar que la Unión Europea está revisando su Posición Común de 1996, que condicionaba la cooperación a avances en derechos humanos en Cuba, Rajoy afirmó: "En este momento lo que todos deseamos fervientemente es que Cuba vuelva a la democracia y que sean los cubanos los que sean efectivamente dueños de su propio destino".

El pasado 11 de marzo, la UE y Cuba firmaron un acuerdo para normalizar sus relaciones, pero Europa aún debe derogar formalmente su Posición Común.

"Creo que se están dando pasos en la buena dirección y ojalá que acaben concretándose en el futuro", añadió.

El jefe del gobierno español insistió en que para España "Cuba tiene mucho valor sentimental", destacando que en el país vive una colonia de 100.000 españoles. "Somos el tercer país en intercambios comerciales en Cuba", donde "tenemos el 60% de las instalaciones hoteleras", añadió.

En este sentido, Rajoy rechazó que haya poca presencia gubernamental española en Cuba tras las críticas de empresarios en ese sentido, después de las visitas a La Habana no sólo de Obama, sino también del presidente francés François Hollande o el austriaco, Heinz Fischer.

Rajoy recordó que en 2014 visitó la isla el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y que al año siguiente lo hicieron los ministros de Industria y Turismo, José Manuel Soria, y de Economía, Luis de Guindos.

"Aquí estuvo el vicepresidente del gobierno cubano, también el ministro de Economía, es decir, creo que hay contactos, que hay reuniones, y que estamos teniendo una presencia que es razonable", concluyó.