Trump: Las políticas 'santuario' de California son ilegales y ponen en riesgo la seguridad nacional

Donald Trump
Donald Trump - EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aterrizó este martes, en San Diego (EE.UU.) para iniciar su primera visita a California, un viaje en el que inspeccionará los prototipos ya construidos del controvertido muro que pretende levantar en la frontera con México.

El avión presidencial Air Force One tomó tierra a las 11.23 horas (18.23 GMT) en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Miramar, situada unos 20 kilómetros al norte de San Diego, desde donde se desplazó a un punto entre Otay Mesa (EE.UU.) y Tijuana (México) en el que se encuentran los ocho diseños preliminares para el muro fronterizo.

(Lea también: Florida pide pena de muerte para el autor de la matanza de Parkland)

Posteriormente, Trump regresará a Miramar para dar un discurso ante un grupo de militares antes de volar a Los Ángeles, donde por la tarde asistirá a un acto de recaudación de fondos para el Partido Republicano que tendrá lugar en Beverly Hills.

El presidente estadounidense se trasladó a California en la misma mañana en la que despidió de manera fulminante a su secretario de Estado, Rex Tillerson, para sustituirle por el director de la CIA, Mike Pompeo. El vacío en la cúspide de la Agencia Central de Inteligencia lo ocupará Gina Haspel, que será la primera mujer directora al frente de este organismo.

Esta breve visita a California es la primera de Trump a un estado que, desde que llegó al Despacho Oval, se ha mostrado muy crítico con la Casa Blanca en temas como inmigración, cambio climático o sanidad.

La pasada semana, el Gobierno federal presentó una denuncia contra varias leyes californianas respecto a los territorios denominados "santuario", que, ya sea en ciudades o estados, limitan la colaboración de las policías locales con las autoridades migratorias federales.

"Las políticas 'santuario' de California son ilegales e inconstitucionales y ponen en riesgo la seguridad de toda nuestra nación", dijo este martes Trump en un mensaje publicado en Twitter

La llegada de Trump a la frontera también se sigue con mucha atención en México, un país cuyas relaciones con Estados Unidos pasan por momentos muy delicados y tensos debido a la intención de la Casa Blanca de construir un muro en el límite entre las dos naciones y hacer que los mexicanos paguen la factura.

La promesa de levantar un muro entre México y EE.UU., que Trump desveló el 16 de junio de 2015 en el discurso en el que anunció su intención de presentarse a las elecciones, ha sido un emblema de la campaña y la presidencia del magnate, ya sea por los críticos que señalan su ineficacia o el racismo detrás de la idea, o por sus partidarios que piden mano dura contra la inmigración irregular.

Ante las dificultades para conseguir financiación para su construcción, la Casa Blanca pretende utilizar el muro como canje: si el Congreso le concede 18.000 millones de dólares a lo largo de diez años para levantarlo, Trump se compromete a autorizar fondos para solucionar la situación migratoria de 690.000 jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores".

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo