Un viaje por la exótica Japón que alberga un pueblo en el cráter de un volcán activo

Era 18 de mayo de 1785 cuando la tierra comenzó a temblar. Gigantescas columnas de gas y humo se elevaron desde el cráter del volcán, disparando rocas y otros restos al cielo. Días después, los 327 habitantes de la isla se estaban preparando para evacuar, lamentablemente la mitad no pudo sobrevivir.

Para los habitantes de la isla de Aogashima 1785 es un año que siempre recordarán, pues aunque la Agencia Meteorológica Japonesa tiende a monitorear constantemente aquel volcán activo, siempre hay la posibilidad de que la historia se repita la catástrofe de ese año. Aun así quienes viven allí aman la tranquila vida en aquella exótica isla. 

(Lea también: Aerolínea salvó la vida de un perro en pleno vuelo)

La vida en la isla

Hay muchos pasatiempos para los 127 habitantes aproximadamente y turistas ocasionales, como el senderismo, acampar y nadar. Pero el favorito para los residentes es la pesca.

Por si fuera poco hay fuentes termales a causa de la energía geotérmica del volcán. Un turista escribió sobre una visita a una de las saunas naturales de la isla que se puede llevar comida y cocinarla colocándola encima de uno de los respiraderos de vapor del sauna. Allí mismo hay ollas y sartenes listos para usarse.

Otros son granjeros o pescadores. La isla es hogar de una destilería de sochu (una bebida alcohólica de Japón), un alojamiento, una fabrica de sal y un taller mecánico. Aunque la isla es pequeña, la mayoría de las habitantes prefieren viajar en automóvil en lugar de andar en bicicleta o caminar.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.