Cronicario |Los ministros de finanzas del socialismo del siglo XXI fueron improvisados

La designación de Ricardo Haussman representante del gobierno de transición de Juan Guaidó ante el Banco Interamericano de Desarrollo evidencia la tendencia de los nuevos gobiernos a la escogencia de especialistas en el manejo de la reestructuración de la economía, destrozada en veinte años de gestión socialista del siglo XXI, con improvisados ministros de disciplinas diferentes como matemáticos, ingenieros, ex guerrilleros y militares, inexpertos en el campo económico.

El fallecido ex presidente Hugo Chávez asumió el poder en 1999 y ratificó al inicio de su gestión a la experta economista Maritza Izaguirre, ministra de Hacienda del saliente gobierno de Rafael Caldera, pero al poco tiempo comenzó la improvisación en esta importante área de la sociedad venezolana con José Rojas en Hacienda, quien inició el populismo al crear el Banco del Pueblo y el de la Mujer donde prestaban dinero sin garantías de pago. Poco reconocido por el público, Rojas pasó a la directiva de Pdvsa, luego representante de Venezuela ante el Fondo Monetario Internacional y más tarde al Banco Mundial.

A Rojas lo sustituyó José Merentes, sin experiencia en el área, matemático y docente de profesión quien también presidió el Banco Central en varias oportunidades. Luego estuvo el general Francisco Usón dando inicio al manejo de la economía por los militares. De gestión breve Usón dio paso a la de manejos dudosos de Tobías Nóbrega quien salió con “sanciones administrativas” por el negoción con la compra del edificio Citibank en Caracas en 2003. La Inmobiliaria Chacao pagó 4,7 millones de dólares y Finanzas lo pagó en 9,5 millones de dólares, nada despreciable diferencia por la que no hubo explicaciones.  

(Lea también: Cronicario | El viernes celebraremos sedientos el Día Mundial del Agua)

El matemático Merentes regresó y siguió la compra de notas estructuradas que algún día deberán investigarse por 10 mil millones de dólares en operaciones que involucraron a la Tesorera Nacional, almirante Carmen Meléndez, historia que persistió en las gestiones de Rodrigo Cabezas quien anda por ahí en Colombia con denuncias por las irregularidades en la elección en mayo de 2018 del usurpador y el teniente Rafael Isea, militar retirado del ejército quien canta sobre narcotráfico en el imperio bajo protección de la DEA.

Luego fue ministro por dos años el ex guerrillero y abogado recién fallecido Alí Rodríguez Araque, sustituido por el ingeniero electrónico nacionalizado de origen dominicano e italiano Jorge Giordani cuando Chávez fusionó los ministerios de Hacienda y Planificación. Ahora crítico del gobierno de Maduro, Giordani calcula que fueron malversados alrededor de 300 mil millones de dólares. Pero se queda muy corto. En 2013 regresó Merentes al ministerio de las finanzas y al año siguiente le sucedió otro militar, Rodolfo Marco Torres. Fue ministro para la Banca Pública, de Alimentación, director del Banco de Venezuela y presidente de los bancos Bicentenario y del Tesoro. En enero de 2014 Maduro lo designó ministro de las Finanzas y fue destituido por la Asamblea Nacional en abril de 2016, decisión revocada por la Sala Constitucional del TSJ exprés ilegal.

En agosto de 2017 Rodolfo Marco Torres anunció su candidatura a la gobernación del estado Aragua y la ganó. El 6 de enero de 2018 el Departamento de Estado de los Estados Unidos lo sancionó junto a otros funcionarios.

Después del paso de los improvisados comenzó la escogencia de economistas con Rodolfo Medina del Río, según el portal Poderopedia, director suplente de la Comisión Nacional de Valores, director de la Dirección de Ingresos y Egresos Fiscales de la Oficina Nacional del Tesoro, director de Administración del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno desde noviembre de 2013, jefe de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) y director suplente del Banco del Tesoro, ambos cargos desde septiembre de 2014, director principal de la Bolsa Pública de Valores Bicentenaria desde octubre de 2014, miembro suplente de la Comisión de Enajenación de Bienes Públicos de la Superintendencia de Bienes Públicos desde noviembre de 2014 y designado por Maduro Ministro de Banca y Finanzas Públicas y Privadas, el 6 de enero de 2016.

Luego el economista Ramón Augusto Lobo Moreno hoy encargado de Negocios de la Embajada de Venezuela en Arabia Saudita y el actual Licenciado en Relaciones Internacionales con posgrado en Derecho Constitucional Internacional Simón Alejandro Zerpa Delgado, anterior secretario ejecutivo encargado del Fondo de Desarrollo Nacional, Fonden, quien también presidió, el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) y comisionado para el Fondo Chino Venezolano, además miembro principal de la junta interventora de Corpoelec y director general de Delegaciones e Instrucciones Presidenciales de la Vicepresidencia, en calidad de encargado y funcionario de la Casa Amarilla.

Como vemos, todos ellos, sin mayores credenciales en el campo económico, improvisados destruyeron la economía del país, acabaron el aparato productivo y son los responsables directos de la ruina de Venezuela. Por ello deberán pagar y se impone lo que se vislumbra, profesionales de las más altas credenciales, como Ricardo Haussman para reconstruir la economía del país, tarea nada fácil.  

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.