Lula da Silva salió de la cárcel para ir al funeral de su nieto

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llegó este sábado bajo custodia policial a Sao Paulo para asistir a las exequias de su nieto Arthur, tras obtener un permiso de salida de la prisión de Curitiba (sur) donde purga una pena de más de 12 años de cárcel.

Arthur visitó 2 veces a su abuelo en la cárcel. (EFE)

El exmandatario (2003-2010) aterrizó en el aeropuerto de Congonhas hacia las 08:45 am locales (11H45 GMT), en una avioneta del gobierno del estado de Paraná, al que pertenece Curitiba, confirmaron sus allegados.

Lula, de 73 años, asistirá a las exequias de Arthur, fallecido el viernes a los 7 años de edad de una meningitis. La ceremonia debe llevarse a cabo hacia el mediodía en el cementerio La Colina, en Sao Bernardo, en las afueras de Sao Paulo. Según la prensa, el cuerpo del pequeño será cremado.

Un amplio dispositivo de seguridad le espera en el cementerio, donde familiares y allegados llevan horas velando el cuerpo del niño. También acudieron representantes de la izquierda brasileña y del Partido de los Trabajadores (PT), como la expresidenta Dilma Rousseff, que llegó en la mañana.

Esta es la segunda vez que Lula sale de la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde purga desde el pasado 7 de abril una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

La primera fue en noviembre, cuando fue llevado a prestar declaración ante un tribunal de primera instancia de Curitiba, en una causa por la que fue condenado el mes pasado a otros 12 años y 11 meses de cárcel.

Lula "está muy triste, dice que nunca esperó una noticia como esta; dijo que debería estar prohibido que un padre entierre a su hijo, que un abuelo entierre a su nieto", contó la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, que lo visitó el viernes.

Arthur, cuyo padre es Sandro Luis Lula da Silva (uno de los cinco hijos de Lula), había visitado en dos ocasiones a su abuelo en la cárcel.

A finales de enero, Lula no pudo asistir al entierro de su hermano Genival Inácio da Silva, conocido como Vavá, porque la Justicia le otorgó un permiso a última hora, cuando ya se estaba llevando a cabo el funeral.

"No dejaron que me despidiese de Vavá por pura maldad", dijo Lula en esa ocasión.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.